Periodismo alternativo desde Chetumal

Mí querida Audiencia Convergente, el mes de junio ha sido uno de los peores de mi vida, que bueno que se acabo: fíjense que tuve la oportunidad de comprobar el escaso liderazgo y la falta de capacidad de gestión del “paisanito” Dr. Juan Cohuo Hau, director de la clínica “Luis García Téllez” popularmente conocido como el hospital del seguro.

El pasado 17 de junio, amanecimos con la noticia que aparentemente mi papa había sufrido una embolia o algo parecido porque se había caído durante la madrugada y tenia un hematoma en la cabeza, se veía inconsciente, llegamos a la clínica del seguro porque el es parte de los 66,529 derechohabientes  del seguro social, ojo la clínica empezó a funcionar hace  48 años es decir en 1961 para una población de 2,116 usuarios. mi pp ingresa aproximadamente a las 6:45 am, el diagnostico es incierto, los médicos suponen que tiene fractura de cráneo entonces sugieren  trasladarlo a Cancún porque según ellos allí tienen todo el equipo necesario si hay que operar, a lo que los familiares decimos ¿Existe otra forma de hacerlo?, el doctor Aguilón de urgencias dice “voy a solicitar una tac craneal en este momento para saber que tiene, como aquí en la clínica no existe el equipo, que se subrogue en la Carranza”, curiosamente en una solicitud de 14 preguntas realizadas a la unidad de transparencia del IMSS  en Chetumal, textualmente contestaron “el equipamiento del HGZ núm. 1 de Chetumal, es el adecuado de acuerdo al segundo nivel de atención”, mintiendo descaradamente porque la derechoabiencia ha crecido  y los servicios, los médicos, el instrumental y equipamiento siguen siendo insuficientes. La situación es que cuando los familiares nos damos cuenta de la burocracia del subdirector Administrativo cardiólogo Ediel Sosa, hazme el favor un cardiólogo  como administrador de una clínica de segundo nivel, ¿no creen que seria indispensable un licenciado en administración?, ¿que puede saber un cardiólogo de gestión de recursos materiales,  administrativos, financieros y contables?, para colmo dicen sus  allegados que mantiene una mala relación con “el  paisanito”, creo sinceramente que el director (quien por cierto tampoco es administrador es ginecólogo ) y subdirector tengan una mala relación de ninguna manera debe afectar a la derechoabiencia. En fin entre los dos se peloteaban  bajo que numero de contrato conseguir la subrogación, el documento mientras tanto de solicitud y autorización dormía el “sueño de los justos” en el automóvil del Dr. Cohuo, quien había acudido a la delegación por la firma, imagínense la poca  capacidad administrativa y de gestión de recursos que cerca de las 15:30 de la tarde, aun tenia sus “manitas” vacías. Es el colmo,  yo soy una simple burócrata y si no le doy seguimiento a un trámite  no pasa nada, pero si el “paisanito Cohuo”  no realiza las gestiones pertinentes y peor aun si no se informa de los procedimiento que sigue cada trámite, diariamente están en juego muchísimas vidas o calidades de vida de los pacientes que el IMSS “atiende” o “desatiende”.  A eso de las 16:00 hrs. Los familiares solicitamos que  trasladaran a nuestro paciente a la clínica Carranza ya que debido a su falta de gestión y retraso decidimos absorber el pago de los $2800 que cuesta la tomografía de cráneo, misma que fue realizada en menos de 20 minutos y pagada con tarjeta de crédito del “banco local del mundo”, resulto que mi padre tuvo un infarto cerebral masivo, es decir que debido a su edad poco se podía hacer por el (esos es lo que nos dijeron los médicos del IMSS)  ¿Y que creen ustedes?  Cuando le preguntó a la recepcionista de la clínica Carranza si aún era posible subrogar a través de la clínica del IMSS, me informó que no existe contrato para tac craneal con el IMSS que lo único que allí realizan para el seguro es el ultrasonido normal y la endoscopia, entonces regrese con el  “paisanito” Cohuo y le dije que era un mentiroso ,  que si desde que ingresó mi papa me hubiera dicho honestamente que no tenían contrato con la Carranza para tac craneal, nosotros hubiéramos realizado el estudio desde temprano y ellos  no hubieran tenido  a mi padre en urgencias sin un diagnostico exacto, el “paisanito” no encontraba palabras para justificar su ineficiencia, su poca capacidad de gestión, su falta de sensibilidad como galeno, lo que mas me incomodó y se lo hice saber es que los “nativistas” de Quintana Roo nos quejamos cuando personas de Veracruz, el Distrito Federal  y de otros Estados vienen a ocupar cargos de alto nivel y decimos que le den oportunidad a nuestros coterráneos, pero en el seguro social queda al descubierto que un “paisa” no hace la diferencia en atención, capacidad de gestión, liderazgo y  calidad moral.

Existen otros casos de marcada negligencia medica en la clínica del seguro social en Chetumal como por ejemplo: a la señora que se cae de un segundo piso y permanece una semana en la clínica sin que se le opere porque según los médicos no hay clavos para colocarle en las piernas, esta señora va a una clínica particular y le aseguran que se puede operar y mejorar sin necesidad de invadirla con clavos, otro caso semejante es el del anciano que se cae y se fractura el fémur  se queda hasta cuatro  días en urgencias porque no existen  camas disponibles en el área  de hospital (insisto aunque la unidad de transparencia diga  que la ocupación mensual  promedio es del 78.36%, con 332 egresos mensuales) y cuando lo van a intervenir no hay pistola para colocarle los clavos, posponiendo la operación hasta cuatro veces,  la joven que ingresa con por un legrado en fin de semana y el doctor Ojeda, a cargo de la clínica no le hace nada porque según el no hay médicos y cuando entras a su oficina esta jugando “solitario”, según la unidad de transparencia no hay necesidad de más médicos. La trabajadora que asiste porque ha convulsionado y el galeno de urgencias le diagnostica estrés sus familiares no satisfechos con el diagnostico van a una clínica particular le realizan una tomografía y resulta con un tumor cerebral. Con casos como estos y más pudiéramos  realizar una catarsis en terapia grupal…pero mi pregunta es ¿hasta cuando tendremos que aguantar a médicos incapaces como el “paisanito”? ¿No que el seguro social esta en un proceso de calidad desde hace varios años? ¿Donde están las auditorias médicas  y administrativas?.

Para la mala suerte de estos medicuchos todo queda asentado en expedientes clínicos, ojala alguna autoridad federal (tenga el principal ingrediente de los pasteles) se atreva a hacer una revisión profunda del quehacer de estos galenos, mientras tanto a un mes de la partida de mi padre yo me quedo con una profunda tristeza por su perdida y la falta de calidad, oportunidad, eficiencia y credibilidad del sistema de salud en México.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: