Periodismo alternativo desde Chetumal

No hay enemigo más peligroso que la secreta fraternidad de los mediocres. Están en todas partes y, como cierta clase de individuos, se reconocen entre sí con un leve movimiento de pestañas, y a veces sin pestañear siquiera. De piel a piel se sienten entre ellos. Un mediocre sabe bien quién es otro poca cosa y en cierto tiempo forman una silenciosa pero eficiente y muy pugnaz falange de medianias. De modo instintivo saben descubrir a quien no es de su sindicato y éste automaticamente se convierte en el blanco de todas sus intrigas y difamaciones. La primera Ley de los mediocres es la consigna de destruir a los que no son.

Manuel Buendia (1926-1884).Bahia de Chetumal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: