Periodismo alternativo desde Chetumal

Mi Audiencia Convergente: Les dejo este ensayo sobre la prensa en Chetumal, realizado para el Maestro Jose Gil Olmos (si el autor del libro “los brujos del poder” por cierto les recomiendo ese libro es bastante surrealista) quin nos impartió la catedra “los medios de comunicación, Analisis y critica” el original es de nueve cuartillas si estan interesados por el texto completo haganmelo saber por este medio.

Despues de escribir este ensayo me pregunte ¿no será que en el fondo estoy ardida?

 

Hoy, cuando se puede hablar más en este país, la inmensa mayoría de los periodistas viven de rodillas ante el poder“.  Virgilio Caballero

INTRODUCCION

En Quintana Roo circulan  nueve periódicos: El Quintanarroense, Que quintana Roo se entere, el Por Esto,  Novedades, Diario de Yucatán, La respuesta, La verdad, El Periódico y Diario de Quintana Roo. Todos ellos contextualizados en  un modelo de subordinación, complicidades y corrupción similar al que se vivió a nivel nacional antes de la década de los noventa. Ceñidos a los apoyos y subsidios  otorgados a los dueños de medios, generando una dependencia económica  al convertirse  en la fuente de su supervivencia  y como consecuencia   limitando  el ejercicio periodístico a cabalidad, eludiendo y minimizando la responsabilidad de vigilar al poder público traducido  en una falta de credibilidad y veracidad informativa.

Hablar de la prensa en Chetumal es probablemente abrir una caja de pandora es acercarnos a un gremio marcado por la corrupción (los “embutes” o “chayotes”) y la falta de profesionalización, ética, sentido critico e imparcial al ejercer su trabajo periodístico, es detenerse a observar a algunos pseudoperiodistas que se convierten en expertos extorsionadores a través de los golpes bajos o el silencio de la complicidad a cambio de una muy buena suma quincenal, ya sea a través de “convenios” de apoyos publicitarios o simple y llanamente ir directamente con el titular de cada dependencia a solicitarle  apoyo monetario. Es sorprendente como personas sin escrúpulos, no profesionistas de la noche a la mañana pasen de ser reporteros a empresarios, dueños de canales de televisión por cable o propietarios de rotativos, la riqueza de la noche a la mañana resulta inexplicable y lo curioso es que las declaraciones patrimoniales en nada ayudan debido a que la Secretaria de la Contraloría no ejerce su trabajo eficazmente.

 

 

DESARROLLO

Cuando menciono  a la  Prensa para efectos de este ensayo me refiero únicamente a la prensa escrita y las revistas estas últimas con una falta de calidad en fondo y forma que más pareciera que se elaboran con la finalidad de entregar una factura a las dependencias de Gobierno que las patrocinan que realizar una labor periodística.

Algunos mecanismos de control gubernamental que legitiman la relación de subordinación entre la prensa y el gobierno son:

En relación con los dueños de medios:

  1. Es un comentario generalizado en el gremio que algunos dueños de periódicos no tienen interés en la noticia, tirajes, rangos de cobertura, ni los motiva el mercado de lectores, audiencias y anunciantes   sino que ven en el rotativo un escaparate para promocionar sus intereses, hacer dinero a través de las autorizaciones, concesiones, apoyos materiales y estímulos de todo tipo de manos del poder público.
  2. Además  los dueños de medios tienen incumbas, acuerdos e incluso convenios publicitarios con el gobierno Estatal y municipal lo que constituye una mordaza a la hora de fiscalizar y poner el dedo en la llaga en cuanto a las inacciones y desaciertos que algunos  funcionarios tienen. Datos en poder de transparencia muestran que existe un rotativo en Chetumal que tiene un convenio anual con el municipio de Benito Juarez por la cantidad de $13,000,000.00. (son trece millones de pesos 00/100 M.N.), incluido el impuesto al valor agregado.

 

  1. Respecto a la contratación de personal los empresarios de medios y sus contrapartes en el gobierno protegen discrecionalmente sus intereses financieros prefiriendo  hacer tratos  con novatos a quienes “armados” de una cámara fotográfica y una grabadora reportera los envían a reportear sin darles capacitación previa y por supuesto con un nivel salarial bajísimo y ninguna prestación. Cuando contratan Profesionistas les ofrecen salarios medios así como escasas condiciones laborales, incluso a nivel de corresponsalías (en muy pocas les piden exclusividad) no cuentan con derechos básicos como seguro medico, derecho a vivienda, guardería etc.
  2. Otro aspecto de la prensa en Chetumal es la inexistencia de Áreas de Investigación en los periódicos reflejándose  en la abundancia de opiniones de funcionarios y  empresarios que contrasta con la escasa presencia del periodismo de investigación.
  3. Existe una tendencia de los dueños de los medios al periodismo “Soft news” o suave  (deportes, espectáculos, cultura)  y a la nota roja, dejando de lado su responsabilidad social. Quintana Roo ocupa el primer lugar a nivel nacional en suicidios de niños y jovenes, en 2008 la XI Legislatura emitió el  punto de acuerdo núm. 42 con un exhorto a los medios para que las noticias sobre suicidio no aparezcan en primera plana, reduzcan su tiempo de exposición y tamaño de las imágenes, no se repitan, y eviten que impacten en las probabilidades de imitación

En relación a los periodistas:

  1. Según Ernesto Villanueva en su libro titulado Derecho Mexicano de la Información, al no estar establecido el concepto de periodista en la legislación mexicana, no queda claro si el periodismo es una profesión o un oficio, ya que en nuestro país no se requiere cumplir con ningún requisito académico especifico para desempeñar la actividad a diferencia de lo que sucede con otras profesiones como abogados, médicos, arquitectos  etc. Lo que permite  que lo mismo sea ejercido por un profesionista que por un Amateur, sin lugar a dudas ambos son susceptibles de corrupción pero  definitivamente la balanza se inclina a que tenga menos ética el amateur y soborne con más facilidad a los funcionarios públicos que el que cursó  la Universidad o la escuela de Periodismo. Entrando a una línea que es casi un patrimonio cultural inmaterial entre los que ejercen el periodismo en Chetumal, el Soborno y la falta de ética.

Al decidirme a escribir este ensayo pensé que estaba criticando duramente a la prensa y probablemente desde afuera, entonces decidí entrevistar a cinco periodistas quienes tienen la visión desde adentro.

Al respecto comentaron que existen vicios muy marcados en el gremio como los siguientes:

El reportero que “no le alcanza el salario” y la misma fuente que cubre le asigna un estipendio mensual que cobra generalmente con las Áreas de Comunicación social, lo que evita en cierto momento que el reportero cuestione y escriba sobre  asuntos que no convienen al titular de la Dependencia.

El reportero que se convierte en “extorsionador profesional” de los Funcionarios Públicos, dirigiéndose directamente con ellos con el “cuento” que su vehículo necesita mantenimiento o que tiene alguna crisis económica familiar de la que necesita ser apoyado y posteriormente se les hace costumbre.

 El Editorialista o columnista que recibe “bonos extras” por criticar a algún personaje de la localidad que contraviene a los intereses de los dueños.

Cada caso tiene una base común la corrupción, la falta de ética y la escasa profesionalización del gremio.

  1. También es importante mencionar que escudados en la inmediatez de la noticia y la necesidad de enviar información a diversos medios y en distintas plataformas el reportero se sujeta y publica el boletín de prensa enviado por las oficinas de prensa,  sin contrastar  y verificar los datos, sin compenetrarse con el suceso dando lugar a una noticia parcial y cuestionable.

Sin embargo existe la contraparte los trabajadores de los medios que se dedican a profesionalizarse a obtener el bagaje de herramientas que les permitan ejercer un periodismo  fiscalizador, crítico e incluso de investigación. Desde sus trincheras intentan ejercer un periodismo imparcial sin embargo también reconocen que no existe uno solo que pueda decir que no ha recibido beneficios del poder. Muchos de ellos se refugian en las nuevas plataformas de información como el ciberespacio  para escribir a través de periódicos en línea, blogs, radio e incluso televisión por internet donde tienen un poco más de independencia y decisión sobre los temas a tratar.

CONCLUSIONES

  1. A través del colegio de Profesionistas de Comunicación A. C. elaborar una iniciativa de Ley y presentarla ante el Congreso Local con el propósito de contar con una reglamentación legal para acceder al ejercicio de la profesión periodística  otorgando  una licencia periodística o una acreditación como tal, expedida no por autoridades gubernamentales sino por el propio colegio. (países como Bélgica, Dinamarca, Francia, Luxemburgo cuentan con colegiados periodistas que se encargan de normar el trabajo de la prensa). Lo que posibilitaría la profesionalización del gremio y por ende la fortaleza del mismo.
  2. Es necesario establecer mecanismos obligatorios para capacitar a los periodistas que no cuentan con la preparación académica  incluyendo cursos de ética y manejo de géneros periodísticos.
  3. Buscar la autonomía de los periódicos con la finalidad de generar ingresos suficientes para no depender del gobierno y ejercer un contrapeso al poder.

 Articulo publicado en el Semanario Quintana Roo Grafico en Diciembre de 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: