Periodismo alternativo desde Chetumal

Fervor Guadalupano

“La sabiduria por excelencia consiste en volvernos mejores”.

Mi Audiencia convergente: El pasado 12 de diciembre se celebró con gran devoción a la Virgencita de Guadalupe  en  toda la Republica Mexicana. Un poco de historia para los que no son católicos, la esencia del Milagro de Guadalupe se sustenta  en la aparición  el 9 de diciembre de 1531 en las cercanías de la Ciudad de México, entonces ciudad capital del imperio Azteca: la Virgen se aparece al indio Juan Diego, y le pide que transmita al obispo del lugar su voluntad de que se construya un templo dedicado a Ella en el cerro Tepeyac. El obispo, al escuchar el relato del indio, le pide una prueba de la Presencia de la Madre de Dios allí. María hace crecer entonces un jardín de rosas en un cerro inhóspito y semidesértico, y se las hace recoger en su tilma (especie de poncho o manta) a Juan Diego. Luego le pide se las presente como prueba de Su Presencia al obispo. Cuando el indio abre su tilma frente al obispo, caen las flores al piso y aparece milagrosamente retratada la imagen de la Virgen María en la rústica tela. El templo dedicado a la Virgen de Guadalupe fue construido en el cerro Tepeyac, lugar de las apariciones, donde se exhibe la tilma original de  hoy San Juan Diego, impresa con la mundialmente conocida imagen de la Virgen de Guadalupe.

Si tuviste oportunidad de salir a cualquier carretera de México habrás encontrado peregrinaciones de gente en bicicletas, corriendo con antorchas hasta llegar a la iglesia de Guadalupe más cercana con la finalidad de rendir honores, agradecer bendiciones y favores a la Morenita del Tepeyac. Por cierto acudí a tomar unas fotografías y por supuesto a rendir mi agradecimiento a la morenita,  quede fascinada de ver la iglesia llena de veladoras encendidas, arreglos florales, niños caracterizados  de Juan Dieguitos y las niñas de inditas.  (Parte de los usos y costumbres del país es que hay personas que durante los primeros años de vida de sus niños se los llevan cada año a la Virgen).

Lo paradójico de lo anterior son los datos siguientes:

 Las cifras  reflejadas en  “La diversidad religiosa en México” de 2000, cuya fuente es el  INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), señalan que existe una disminución porcentual de la población católica durante el siglo XX, lo anterior derivado de las crisis que ha sufrido la Iglesia además  creo que la Globalización también ha contribuido.

En el año 2000 de una población de 81, 078,895 se declaran católicos 74, 612,373 es decir el 92% de la población. En 1950 el 98.2% de la población se declaraba católico, lo que significa que si se han dado cambios. Es importante comentar que Quintana Roo tiene un gran número de sectas y de asociaciones religiosas, según el mismo censo existían en México 6, 466,522 de  no católicos es decir el 8%. Date tiempo un fin de semana de visitar alguna colonia popular o alguna localidad cercana a la capital y te sorprenderá   ver cuantas iglesias nuevas hay y de todo tipo, justamente en la cuadra donde vivo al menos tengo tres vecinos que practican una religión diferente de la católica.

¿Quien en sus años de estudiante universitario no se ha alejado totalmente y de manera temporal de la religión? ¿En la búsqueda de la ciencia y la razón por sobre los dogmas de fe? ¿Cuantos decidimos vivir apartados de toda religión sin compromisos con nada y con nadie?  En mi caso particular cuando en mi corazón ha habido angustia por las hondas preocupaciones de la salud familiar acudo fervientemente a la iglesia y con solo hacer un poco de oración y poner mis pesares en las manos de la Virgencita de Guadalupe, salgo de la iglesia tremendamente aliviada, consolada y como si me quitaran 100 kilos de preocupación de encima, dispuesta a afrontar la tormenta que puede llegar.

No cabe duda que las creencias  religiosas son un bálsamo eficaz para el alma, así  que mientras haya vida seguiremos viendo con asombro todas esas manifestaciones de fe  vertidas en novenas en viviendas y mercados a la Virgen, procesiones por sectores a la Iglesia que alberga a la Guadalupana y desde luego la otra cara de la moneda: el crecimiento acelerado de Población que cambia de religión, sin embargo creo sinceramente que La mejor religión es la que te aproxima más a Dios, al infinito, es aquella que te hace ser mejor persona todos los días.

¿Tu  en Quien o en Que crees?

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: