Periodismo alternativo desde Chetumal

 

 

Mi Estimada Audiencia Convergente, difundo por este espacio el comunicado de Antonio Aspiros, porque me parece interesante analizar y darnos cuenta de los problemas que enfrentamos los periodistas en México, en el sentido de la inexistencia de apoyos economicos para crear agencias, periodicos etc. en el ciberespacio. Claramente en su comunicado se aprecia el doble discurso del SIP por un lado le exigen a nuestro presidente que se hagan acciones más precisas en materia de apoyo a los comunicadores pero de manera interna no les pagan sus salarios completos, imaginense ni sus aguinaldos. Por otro lado definitivamente en México practicar un periodismo objetivo te puede costar la vida, asi que a los comunicadores no nos queda más que autocensurarnos.

Pero en fin no es el objeto de esta reflexión, chequen el comunicado y saquen sus conclusiones:

 

 

Textos en Libertad

Radiografía de un fracaso

Por J. Antonio Aspiros V.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), una agrupación empresarial con sede en Miami, está muy preocupada por los homicidios de periodistas y los ataques contra los medios de información, y hasta exige y se confronta con gobiernos nacionales, pero poco se ha ocupado del bienestar laboral del gremio, al menos en México, donde sus asociados tienen una malograda agencia de noticias que adeuda salarios y aguinaldo a su personal.

            El pasado 1 de febrero la SIP “reclamó” a las autoridades mexicanas “medidas enérgicas y acciones específicas para combatir la violencia contra periodistas y proteger el derecho a la libertad de expresión”, y anunció que una “delegación internacional” visitará México para “reiterar ante el presidente Felipe Calderón y autoridades estatales, la necesidad de que se adopten reformas legales, jurídicas y administrativas (…) para combatir la violencia y la impunidad, así como medidas de seguridad y protección para fortalecer la libertad de prensa”.

            Esa delegación de la SIP será atendida aquí por su asociada, la AME, una agrupación de más de cien periódicos fuera de la ciudad de México, diarios en su mayoría y varios de ellos líderes en sus plazas, y cuya pretendida agencia de noticias, Amex, tiene desde 2009 adeudos salariales con su cada vez más escaso personal.

            Fundada en el año 2000, pero sin mayor desarrollo, Amex iba a tener su mejor momento en 2009 cuando, con motivo del lanzamiento de su sitio web, organizó una reunión nacional de corresponsales (reporteros de los propios diarios asociados), presentó un manual de estilo y anunció que tendría en el Distrito Federal una decena de periodistas entre director, reporteros, redactores, fotógrafo y un coordinador, para la producción de servicios especiales.

            No cumplió. Los pocos medios que se interesaron en el proyecto nunca se ajustaron al manual, la mayoría del personal previsto en la ciudad de México no fue contratado y, el que ya estaba ha recibido su salario diferido y fragmentado, al grado de que no ha cobrado parte de diciembre y lo que va de 2010, así como el aguinaldo.

El último director de Amex emigró en el transcurso de 2009 con una computadora en prenda mientras aclaraba sus pagos pendientes, y la devolvió a instancias del responsable técnico de la agencia; un redactor se fue en diciembre y se llevó una cámara fotográfica también para asegurar sus pagos pendientes, y a quien esto escribe, que fue el coordinador anterior, aún le adeudan la cuarta parte de sus ingresos devengados entre marzo y octubre; los cinco meses previos, fue asesor sin honorarios.

            Amex trabaja sin dinero, únicamente atenida a ciertas comisiones que esporádicamente recibe la asociación por compras de papel, y su mesa de redacción quedó reducida al mínimo: sólo un coordinador y un redactor, que apenas en enero recibieron una parte de sus sueldos de noviembre y diciembre. Los periódicos asociados no pagan cuotas, y el gerente considera que esa es “una asociación pobre con socios ricos”.

            El proyecto ha sido un fracaso. Pese a que el último director de Amex planeó su desarrollo con una estrategia y una ruta crítica viables, todo se quedó enano por la falta de recursos y de liderazgo, y por el poco entusiasmo de la inmensa mayoría de los periódicos. En el sitio web www.agenciaamex.com figuran 120 socios, pero a juzgar por los datos de una semana (29 de enero a 4 de febrero) en la página virtual, sólo nueve participan, con una magra aportación promedio de 26 notas al día.

A los demás periódicos no les interesó, pese a que se les vendió la idea como una opción de acceder a contenidos informativos (notas, fotos, artículos, cartones) prácticamente gratuitos, ya que en realidad la función de Amex es sólo servir de canal para un intercambio noticioso entre periódicos, el cual se intentó -también sin éxito- hacer en tiempo real y con todo el estilo y cualidades de una agencia verdadera, no “patito”.

            Si en lo periodístico se trata de un proyecto fallido (poca información, nulidad estilística, sin cobertura en la capital del país, casi sin personal en su mesa central que además dejó de hacer servicios especiales, y sin usuarios), en lo financiero no le va mejor.

            En efecto, además de que adeuda pagos a sus periodistas en el DF y un técnico, así como al personal de la propia asociación, en meses pasados debió devolver la mitad de las computadoras y la mayoría de los móviles por falta de pago, le han cortado el teléfono por la misma razón, perdió el servicio de tv por cable que se usaba para el monitoreo informativo, y al menos en una ocasión, mediante una “propina”, los trabajadores de Luz y Fuerza no cortaron la energía eléctrica que también se adeudaba.

            El sitio web de Amex no está totalmente desarrollado y a un año de su lanzamiento algunos de sus contenidos a la vista –videos y cartón- no han cambiado; las “fotos más visitadas” no son tales, sino que un motor va cambiando todas, y el servicio de “comunicados” nunca se pudo comercializar (era la gran esperanza financiera) y sólo difunde boletines de la Sagarpa, que ha patrocinado alguna actividad de esa asociación.

            Cuando menos dos veces ha sido suspendido el sitio web por falta de pago, una de ellas precisamente durante los días de octubre pasado en que, con el apoyo del gobierno mexiquense, la AME celebró su reunión anual en Toluca, y por ello no pudo difundir vía la agencia Amex sus actividades.

            Los periodistas y demás personal que no han cobrado parte de sus salarios, siguen inquietos pero al parecer no se han resuelto a actuar en defensa de sus intereses.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: